Skip to content

Reseña #351- Novela recuperada

Nadie_es_responsable_MUNARO   

Por Augusto Munaro

Hacia mediados del siglo pasado, el poeta argentino Felipe Aldana (1922-1970)  trabajó una singular propuesta en torno al lenguaje. Alejado del neorromanticismo, norma generacional por excelencia, su obra se adelanta varias décadas por su pulso vanguardista, ubicándose, ella sola, en una zona ambigua de la poesía argentina. Hay quienes la sitúan cercana a la de los años 60 y 70, por su pulso –por momentos- denunciativo y coloquialista. No obstante, si se la lee con detenimiento, la operación de Aldana en torno a la lengua es mucho más exigente y rigurosa. Nadie es responsable, novela póstuma, es la única obra en prosa que escribió, y donde extiende un sistema de escritura fiel a sus principios libertarios. Un autor que puso el oído en el pueblo: en las calles de tierra, los bailes, el conventillo, la cancha, el tranvía, las fábricas, los campos en compañía de los “juntadores”… Intentó así capturar una lengua que vivió en profundidad. Descentrada, se trata de una novela atípica, de pasajes, con sutiles encadenamientos de escenas que se prestan para ser oídas con atención. Es una prosa que evita el gemido poético (no hay efusiones ni confidencias exhibicionistas).

Su procedimiento, bien podría resumirse como construcción de una gramática que recela del argumento, ya que en lugar de contar una historia, Aldana plantea y discute un conjunto de ideas sobre poesía y política concentrándose sobre los modos del habla de la gente de la ciudad y del campo. Nos encontramos ante una estructura de expresión simple (los personajes son efímeros, se diluyen bajo el significado de las ideas que estos expresan) que busca la sinceridad ante cualquier otra cualidad estética. La honestidad en la percepción del lenguaje. De ahí la curiosa vigencia de su voz. Aldana pudo distinguir lo que sus contemporáneos no oyeron. Cada frase revela un sistema, una sintaxis –y por lo tanto-, un código de lectura: la humildad sin eufemismos.

Vasta en imágenes líricas, se trata de un libro que, a su vez, critica al primer gobierno de Perón (sus expresiones de intolerancia política) y registra el mundo rural y urbano, vindicando a la poesía siempre como el alimento cotidiano. El estudio preliminar y cronología de la edición estuvo a cargo de Osvaldo Aguirre. El apéndice documental incluye un importante material con algunas reproducciones originales del manuscrito elaborado entre los años 1946/8. Así, Felipe Aldana, autor del mítico “Poema materialista”, hoy exige ser releído.

Nadie es responsable (2015)

Felipe Aldana

Río Ancho Ediciones

Género: novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *