Reseña #600- Arder antes que durar   ¡Actualizado!


24819282_10156020294219268_552648280_o

Por Pablo Méndez

El universo barthesiano es uno de los mas explorados en el pensamiento crítico contemporáneo de nuestro país, ya sea como herramienta activa o como una cita rememorativa de esplendor crítico. Tres ejemplos editoriales muestran la relevancia del autor en la apuesta analítica de cualquier sistema de discursivo. Roland Barthes. Los fantasmas del crítico (Nube Negra, 2015); Barthes, un sujeto incierto (Ediciones Godot, 2016) de Luis Gusmán y Un mensaje sin código. Ensayos completos en Communications (Ediciones Godot, 2017) que reúne la obra analítica de Barthes en la mítica revista francesa.

La editorial rosarina, bajo la curaduría de Alberto Giordano, publicó en el 2015 once ensayos que amplían el espectro de Roland Barthes a través de las distintas plumas reunidas. El abordaje múltiple desde distintas experiencias nos ofrece un paneo (del que podría hacerse otra deconstrucción analítica) por el último Barthes. Meterse en su obra es como entrar a una madriguera, dice Daniel Link; frase que abre las infinitas posibilidades del recorrido por nuevos pasadizos para encontrar ese otro lado, el mundo paralelo de la significación. El arco conceptual del libro demuestra los distintos  encendidos de la maquinaria narrativa. Los engranajes del deseo accionan el motor de la escritura como se lee en el ensayo de Silvio Mattoni, “La novela o vida en construcción” o la diferencia de pliegues en rol del escritor y el crítico en “La idea de novela: dramática del yo escribo” de Juan Bautista Ritvo. El tono investigativo de los textos de Beatriz Sarlo o Judith Podlubne muestran la suspensión en la que han quedado aquellos ante el desconocimiento de Barthes sobre Borges, en el caso de la  primera, o “la confusión barthesiana, fermento de una semiología impar y creadora” que inspiraba la libertad de Oscar Massota para estudiar el arte pop, en al segunda. La dimensiones del placer, a través de películas como Garganta profunda o Emmanuelle, son objeto de estudio, a través de la visión de Barthes y una retórica de lo erótico, como marca Gonzalo Aguilar en su escrito “Un grano de la voz en la Garganta profunda, Roland Barthes y el porno”. Carlos Surghi explora el problema de lo subjetivo en la obra Barthesiana, el desplazamiento hacia el sujeto, la arquitectura del crítico en su intimidad de lector. “En torno a la novela barthesiana” de Silvia Contreras se plantea lo testimonial, la cualidad de gestionar el pasado, y la verdad ligada al instante. “La música de Barthes” de Sergio Cueto nos acerca al concepto que indica que la música hace evidente la distancia entre decir y hablar, y la escucha como praxis. Para finalizar dos ensayos: el primero ahonda en la historia de la teoría literaria, “El nacimiento de la teoría. Roland Barthes y El grado cero de la escritura”, de David Fiel, donde se contempla el continuo proceso de escritura de la misma; el segundo y último de libro pertenece a Alberto Giordano que en formato de diario y publicado en primera instancia en la red social Facebook, incurrió en un ejercicio ensayístico poco frecuente, una versión de la figura del ensayista, una remodelación riesgosa y creativa.

Barthes, un sujeto incierto (Ediciones Godot, 2016) de Luís Gusmán tiene tamaño de souvenir, un libros que descoloca la urbanización de cualquier biblioteca tipo. Un libro ideal para tener como fetiche bibliográfico. La tapa muestra en dos colores furiosos los bordes del rostro de Roland Barthes; un dibujo incierto como su título. El claro concepto de poner ante el lector la incertidumbre de sus páginas. Una invitación a conocer al ensayista francés bajo la mirada de uno de los escritores emblemáticos de Argentina. Ya en sus primeras páginas la intención es clara: poner de manifiesto el impacto de la obra de Barthes a mediados de los 60 y principios de los 70 a partir de su circulación en revistas como Setecientos Monos, Literal y Los libros. También la ruptura de sus textos logró que su lectura apareciera en el ámbito universitario de la mano de Enrique Pezzoni, Ramón Alcalde y Nicolás Rosa. El mundo intelectual se vio cercado por nuevos protocolos de lectura, una nueva identidad al leer. Esta miniatura editorial no solo hace escala en la historias de los escritos de Barthes en el pensamiento teórico de la crítica nacional también ofrece la experiencia de leer un diario de Gusmán como conocedor de su obra y figura. En el libro se explaya pilares fundamentales del pensamiento crítico: los dos textos de la escritura (el movido por temores e indignaciones y el motivado por el placer), el fading de voces, el fantasma del escritor. En conclusión: un libro que intenta hacer notar la irrupción no solo en la institución académica, también cómo se despliega en un abanico multifacético: semiólogo, ensayista y crítico. La trabazón entre su obra y su vida.

A pocos días de su aparición Un mensaje sin código. Ensayos completos en Communications (Ediciones Godot, 2017) ya es un libro imprescindible. Pero primero hay que resaltar la importancia de su publicación de origen que se menciona el subtítulo del libro. La revista Communications fue imprescindible para introducir la semiología y el análisis del discurso en la currícula de la crítica universal. El trabajo de Matías Battistón como traductor es impecable y hace necesario la relectura de ensayos conocidos por la precisión (o debería decir versión) significativa de esta nueva composición bibliográfica. En el libro resalta la sistematización de conceptos que luego Barthes dejaría de lado para ubicarse en una ensayística más libre. Barthes expuso la ingenuidad de la crítica de su época y la nutrió de estructura. “Elementos de semiología” y “Análisis estructural del relato” fueron imprescindibles para encauzar cualquier análisis que tuviera como objetivo un texto. Podemos citar los siguientes ejemplos en esta cuidada compilación: El mensaje en la fotografía de prensa (los procedimientos de connotaciónn y denotación), La civilización de la imagen (el abordaje de la imagen en el cómic, el cine, la fotografía, y la imaginería religiosa), la investigación sobre el público de las vedettes, La retórica de la imagen, Los principios de la semiología (diferenciación de lengua y habla por Saussure, la concepción de Hjelmslev; idiolecto, código y mensaje; Significado y significante; sintagma y sistema), La cultura de masas, Introducción al análisis estructural del relato (la lengua del relato, la sintaxis funcional, el sujeto; la narración), El efecto de realidad (lo real y lo verosímil) Un caso de crítica cultural (análisis del hipismo). La obra de Barthes tuvo un viraje que lo alejó del estructuralismo que imperan en las páginas de este libro, no quiso verse encerrado en la propia estructura y dejó que su escritura y pensamiento remontaran vuelo. Es ineludible precisar que sin estos ensayos, sin estas aproximaciones para definir bajo la utilización de un método conceptos y definiciones, la crítica universal no se hubiese enriquecido de la forma en que lo hizo. Párrafo aparte pero no menos importante es la cuidada edición de 372 páginas. Una edición de lujo  no solo por el trabajo de recopilación y traducción, también por el acierto estético para presentar el contenido. Una tapa con la imagen del rostro de Barthes apenas como una referencia, el color morado apenas veteado por lineas de circulación caóticas pero definidas, letras en dorado que brillan ante la intensidad de cualquier luz. En poca palabras, la condensación visual de su pensamiento.

Roland Barthes. Los fantasmas del crítico (2015)

Autores: Gonzalo Aguilar, Sandra Contreras, Sergio Cueto, David Fiel, Daniel Link, Silvio Mattoni, Judith Podlubne, Juan B. Ritvo, Beatriz Sarlo, Carlos Surghi.

Editorial: Nube Negra

Género: ensayo

Barthes, un sujeto incierto (2016)

Autor: Luis Gusmán

Editorial: Godot

Género: ensayo

Un mensaje mensaje sin código. Enayos completos en Communications (2017)

Autor: Roland Barthes

Traductor: Matías Battistón

Editorial: Godot

Género: ensayo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *