Reseña #390- Espesuras del destierro


17554598_10155171951084268_637819647_n

La distancia

se hace espesa,

respiramos el aire por la herida:

vivir es un precepto obligatorio.

Destierros, Pablo Neruda

Por Victoria Mora

Cada vez que Osvaldo Bayer habla de su exilio durante la última dictadura cívico militar cuenta la difícil posición del exiliado. Siendo el que lo perdió todo y el que se fue al destierro poco lugar tiene para algún lamento frente a la gran cantidad de compañeros que no lo lograron y se perdieron en los siniestros laberintos de la dictadura. Sin embargo, hay miles de historias del exilio que necesitan ser contadas, gritadas, difundidas como parte del indispensable camino de la memoria que gran parte de nuestro país decidió transitar desde ese paso inicial que fue el Juicio a las Juntas hasta nuestro presente. El libro México: el exilio que hemos vivido viene a ocupar un lugar esencial en la reconstrucción del entramado de estos relatos.

Hay un momento que puede pensarse como inaugural en la relación entre México y Argentina durante los años setenta: Cámpora ingresa escondido en el piso del auto del embajador a territorio azteca en Buenos Aires, hasta noviembre del 79 la dictadura argentina le niega el salvoconducto que lo dejara irse al país hermano, ese México marcado por la solidaridad ya desde tiempos de la Guerra Civil Española cuando se convirtió en el nuevo hogar de más de veinte mil republicanos. Esta entre tantas otras historias se cuentan en las páginas de este libro donde se anudan rigurosidad histórica y emociones en el relato de la vida durante los casi ocho años que duró la etapa más sangrienta de nuestra tierra.

“Este libro surgió de una idea discutida e imaginada en los últimos meses de 1983, cuando ya se veía que la dictadura argentina desembocaría en un pronunciamiento electoral. Cuando así sucedió, y terminado el exilio, en enero de 1984 empezamos a escribirlo.

Nos impusimos dejar un testimonio de los años que habíamos vivido fuera de nuestro país. Necesariamente, sabíamos que iba a ser un testimonio subjetivo, basado en nuestra propia memoria, en nuestra apreciación y reflexión de lo que fueron esos años, de lo que significó para toda una generación de argentinos vivir el trauma social que fue la dictadura” escriben Mempo Giardinelli y Jorge Luis Bernetti en las palabras preliminares al relato del exilio que, como bien dicen desde el plural del título, es también parte de lo que han vivido.

Los capítulos recorren las experiencias desde la llegada y la organización de una nueva vida, hasta la denuncia sobre las violaciones a los derechos humanos que estaban ocurriendo acá, así como las publicaciones, las relaciones bilaterales entre ambos países, el mundial, Malvinas y las internas políticas e ideológicas que había entre los distintos grupos de pertenencia del exilio. Es apenas una muestra de las muchas otras temáticas que hacen de este libro un exhaustivo recorrido que incluye un apéndice con la reproducción textual de los documentos más importantes  del exilio en México. 

El libro se cierra con textos en primera persona de los autores, Jorge Luis Bernetti lo titula “Equipaje para el exilio” y Mempo Giardinelli  “Memoria política personal” allí cuentan brevemente quiénes son. Cierre es una forma de decir lo que en realidad es una apertura a pensar y continuar con los debates en torno a la memoria, la verdad y la justicia también en relación al exilio.

México: el exilio que hemos vivido (2014)

Autora: Jorge Luis Bernetti Mempo Giardinelli

Editorial: Octubre

Género: ensayo/memorias

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *