Skip to content

Reseña #273 – Una joyita con todas las claves

janPor Janice Winkler

Hace unos años participé en un taller sobre YAL, es decir Young Adult Fiction, es decir ¿Literatura para jóvenes adultos o adultos jóvenes? Yo tenía más de treinta y entraba en cualquiera de las dos categorías (sigo entrando). La cosa es que leímos fragmentos de novelas y desglosamos las claves del género; entre ellas:

  • Capítulos cortos
  • Tipografía clara
  • Un protagonista joven que se muestre débil y vaya tomando fuerza a medida que se acerca a la resolución
  • del conflicto, que incluya alguito de amor
  • y algo de crueldad
  • Como las historias sucedían en Inglaterra, todas mostraban algún conflicto que tuviera que ver con la inmigración

Supongamos que esto es lo que recuerdo, o mi traducción o,  incluso, lo que yo pienso. Viene a cuento esta pizca de memoria porque terminé, devoré, La oscuridad de los colores, de Martín Blasco (Grupo Editorial Norma, 2015) y cubre cada una de estas claves, incluso la que tiene que ver con los inmigrantes, ya que se sitúa en la Buenos Aires de principios del S.XX.

¿El protagonista? Alejandro, un joven periodista que trabaja en el diario La Prensa y que sigue sus sueños y gustos a pesar de la apatía de su padre. ¿Algo de crueldad? Bastante y, de hecho, está tan bien contada que la sufrí. Uno de los narradores de esta novela es J.F. Andrew, quien en 1885 secuestró a cinco bebés hijos de inmigrantes y los convirtió en ratas de laboratorio. Andrew, a través de su diario íntimo, describe el experimento que llevó a cabo durante los últimos quince años del siglo diecinueve. El otro narrador es un omnisciente que sabe guardarse algunos secretos para sacudir a sus lectores en las últimas páginas. Las páginas de J.F. Andrew ofician de flashbacks y arman, junto a los capítulos narrados en tercera persona, un ping pong dinámico en el que la pelota nunca se cae de la mesa.

Si trabajara en secundaria, lo propondría como material de lectura. A través de los personajes de Azul, Verde, Negro, Marrón y Blanco (digamos, otros protagonistas), se puede trabajar quizá el gran tema en la adolescencia, y por qué no, en la vida y en nuestra historia: la identidad. El contexto histórico, nuestro primer centenario como país, el fin de un siglo y el principio de otro, es sin duda un motor disparador de fechas y acontecimientos pequeños, como la vestimenta de la época, y enormes, como la venidera Primera Guerra Mundial. De todos modos yo, que terminé el colegio hace dieciocho años, recomiendo esta novela a jóvenes adultos, adultos jóvenes, adultos no tan jóvenes, mayores,ma sí, lectores que aman leer y que van a disfrutar de una historia original, narrada para el aplauso.

Título: La oscuridad de los colores

Autor: Martín Blasco

Editorial: Grupo Editorial Norma (2015)

Género: Novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *