Skip to content

Reseña #228 – Recuerdos de un militante adolescente

vickymora

 

El Pichi o la revolución de los frágiles es una novela que cuenta, desde la mirada adulta, la militancia de un adolescente en los 70 argentinos. Es la historia de un hombre que mira al adolescente que fue, alguien que tuvo que irse al exilio buscando una dudosa salvación. Salvar la vida en riesgo por la persecución de los grupos de tareas para sobrevivir apenas en un mundo nuevo, desconocido y complejo, como era la España de esos años, ya a finales de década. Allá se salía del franquismo a fuerza de la muerte del dictador, acá los militares estaban en plena faena de exterminio.

Pablo, el Pichi, o el Parapléjico (apodo con el que lo bautiza un amigo, y del que él se apropia por momentos para narrar la historia) se va a otro mundo. Se sube a un avión y cruza el océano pero no deja, a su vez, de estar en su país, piensa, especula, lee libros, lee las cartas de su hermana y sigue pensando en una tierra que lo obligó a abandonar una prometedora escuela secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires y una vida militante, para malvivir en pensiones o de prestado vendiendo artesanías en las playas de Barcelona. “Lo peor. Las conversaciones o encuentros en catalán que llevan dos horas y media en las que algún hijo de puta pregunta, al cabo de esas dos horas y media, con entera mala leche: ¿Entends catala, oi que si? Lo peor es disfrazarse imaginariamente de hombre sándwich (bocadillo, bocata), con un doble cartel sobre pecho y espalda que reza por las calles: Sudaca, pero aceptable ser humano”

El adulto mira el pasado desde los cuestionamientos. No hay certezas que atraviesen el discurso de este hombre que recuerda. Más bien abundan las preguntas. Una de ellas es  la pregunta  por el lenguaje ¿Cómo hablábamos en esa época? Y esa pregunta por el lenguaje resiste una vuelta más y puede convertirse en la pregunta por la acción. ¿Qué acciones acompañaban ese lenguaje? Y ahí más allá de lo colectivo, aparece la respuesta individual. Sí, es el lenguaje compartido por un movimiento guerrillero, sí son las acciones que este movimiento permite (o no) pero en el límite está lo singular. Pablo entonces se pregunta por el quinto mandamiento, ¿qué lugar para el no matarás en esos tiempos? “El parapléjico, siempre se movió en la conciencia espesa de poder morir o deber matar. Menudo combatiente el que está más dispuesto a morir que a matar; menudo problema estratégico”

Se trata de lo que Pablo decidió hacer frente a su tiempo, y allí me atrevo a cuestionar el adjetivo que lleva el título de este libro. Si la fragilidad de un sujeto se lee en estas páginas, frente a eso Pablo se recubre de fortaleza. Hay que ser muy fuerte para animarse a pelear por un mundo mejor para todos cuando aún no se llega a las dos décadas de edad, hay que ser fuerte para animarse al exilio y para regresar de allí cuando el riesgo no ha cesado, pero más fuerte hay que ser para decidir contarlo y elegir hacerlo desde la puesta en cuestión de los discurso vacíos de sentido y tantas veces repetidos.

El dolor es otro protagonista de esta historia, el dolor por lo perdido, por lo que pudo haber sido y no fue, por la derrota, pero sobre todo por la muerte, porque la muerte acecha, se supone, se advierte. “Y a todo esto puede que los muertos no estén muertos todavía porque solo perdieron, porque solo desaparecieron, porque no se los vio en citas, porque no fueron a los controles, porque seguro que fueron secuestrados y seguro que fueron torturados, pero quizás estén tirados en un colchón en un calabozo, en un campo de concentración. Quizá los muertos no estén muertos sino tirados en un colchón mientras se los da por muertos”

Eduardo Blaustein, con su prosa precisa, nos guía por los laberintos de la memoria de un joven y jugado militante. Este periodista y escritor ha elegido la ficción para hablar de una época que él define en una entrevista al diario Página 12 como un vendaval gigantesco “un estado de época que nos levantó a todos y nos metió donde nos metió (…) Yo lo que quería era desmitologizar” Ese es el mayor logro de esta novela, no es la historia de un mito sobreviviente de los 70, es la ficción sobre la historia de un ser humano, un hombre que, como tantos, quiso hacer la revolución.

 

El Pichi o la revolución de los frágiles (2016)

Autor: Eduardo Blaustein

Editorial: Marea

Género: Novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *