Reseña #596- Las formas del deseo


23825463_10213501680192339_1939627283_o

Por Mariana Alonso

Hoy lloró una persona a la que quiero muchísimo. Lloró cuando recibió la noticia de que un alumno de hacía unos años se había suicidado. Decidió quitarse la vida porque le fue imposible aceptar su orientación sexual. Poco y nada sé del entorno de este joven de apenas dieciocho o diecinueve años, pero quizás lo habría ayudado cruzarse con personas como Natalia Borges Polesso y leer libros como el suyo, Amora. Porque, aunque Amora se centra en el amor entre mujeres, muestra el recorrido inevitable, por momento doloroso, hacia la aceptación de la propia sexualidad.

Oscar Wilde dice que todo arte es completamente inútil. Y es cierto, el arte debe trascender la militancia, la denuncia o la coyuntura social. Natalia Borges Polesso lo hace. Su libro de cuentos, ganador del Premio Jabuti, es de una prosa ágil y amena. Maneja registros y estructuras variadas. En algunos de sus cuentos usa el diálogo tradicional; en otros, el diálogo avanza veloz y caótico dentro del monólogo interior de un personaje. “Dramaturgia hermética” toma la forma de un intercambio epistolar moderno, a través de mails entre dos mujeres; en “Diáspora lésbica” la narración amenaza con desaparecer, casi a la manera de una obra de teatro. Hacia el final del libro, varios microcuentos, pequeños y ácidos, se acercan a la prosa poética.

Hay poesía en este libro, en la medida justa para un libro de relatos: “Amora, de ojos de brea y labios purpúreos, jugosos. Amora, con las uñas pintadas. Amora, delicada, a veces dulce, a veces ácida, a veces áspera, siempre frágil, acuosa”. Es grato no poder resistir la tentación de tomar un lápiz y resaltar alguna línea: “Yo sabía lo que tenía que hacer, solo que  nunca lo había hecho. Tais sonrió con esos dientes blancos y enormes, sonrió dentro de mi boca”.

Del mismo modo, también es grato cuando nos encontramos con dos o tres cuentos que saltan fuera de las páginas y nos tocan en algún lugar profundo del pecho. Son de esos cuentos “Abuelita: ¿usted es lesbiana?” (una joven temerosa de que su familia descubra que es lesbiana, se enfrenta a la sorpresiva revelación de la sexualidad de su abuela) y “Flor, flores, hierro retorcido” (una niña no llega a entender qué es esa enfermedad que tiene la vecina y a la que sus padres denominan “marimacho”).

Decía, al iniciar esta reseña, que el descubrimiento de la propia sexualidad puede ser difícil y doloroso, pero no todo es dolor. En los cuentos de Amora no faltan la soledad, el temor y el desengaño; pero también hay inocencia, calentura, mejillas sonrojadas y cosquillas en el estómago. Ahí reside uno de los principales valores de este libro: alejarse de la narrativa que trata las relaciones lésbicas desde la marginalidad y abordarla desde lo psicológico y cotidiano, simplemente como lo que es: una forma de deseo.

Este es un libro de amor y deseo entre mujeres que todo lector disfrutará, con independencia de su género y orientación sexual. Quizá les abra los ojos a aquellos que necesiten abrir los ojos y los ayude a recibir mejor a quienes aman distinto, o a entender que otras formas de amar en realidad no son tan distintas. Quizá llegue el día en que la homosexualidad, y el lesbianismo en particular, termine de incorporarse con naturalidad en nuestra literatura y en nuestra vida. Será el día en que Amora se vuelva finalmente inútil. Y entonces nos quedará, y no es poco, la belleza de sus palabras.

Amora (2017)

Autora: Natalia Borges Polesso

Editorial: Odelia Editora

Género: cuento

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *