Reseña #722- Una esfinge punk en la alcantarilla del mundo


 

 

braga2

 

Por Valentina Vidal

Hace apenas dos horas que terminé de leer la nouvelle de Matías Bragagnolo El destino de las cosas últimas (Indómita Luz, 2018) y las imágenes siguen apareciendo como un sueño vívido que no quiere terminarse. Una de las primeras preguntas que me surgieron cuando terminé de leerla, fue por qué, si bien la historia habla básicamente de una gran escena porno escatológica, no sentía rechazo. La respuesta que encuentro es porque la mierda es una herramienta para hablar del deseo. El deseo como pulso que se abre camino más allá del prejuicio y de las limitaciones morales.  

Pero vamos con la historia:

Danka es una actriz porno no convencional que está sin trabajo por culpa de un director que sin querer mató a uno de sus actores en plena toma. Ese es el inicio, el punto de partida que sirve para profundizar en un mundo poco conocido como es el mundo extremo de la industria pornográfica. Narrada en un solo párrafo, a medida que las páginas corren, y esto es literal, porque la prosa de Bragagnolo es ágil, efectiva, y con un gran manejo de la imagen, tenemos la sensación de ir arriba de un auto a toda velocidad mientras vemos por la ventanilla como la trama nos agarra del cuello y ya es imposible soltarse.

La historia está narrada en tercera persona con particular excelencia de principio a fin. Su prosa es universal y no se encasilla en estilos autóctonos. Dentro de un gran manejo de texturas y guarradas, Matías no busca escandalizar sino todo lo contrario: retira el velo de lo silenciado, de una realidad vista tan sólo por sus aficionados, pero realidad al fin, que transcurre en los submundos y que nos muestra que el amor puede surgir aunque se esté inmerso en un mar de mierda. Porque el amor es como un yuyo voraz en el medio de un pantano que crece sin pedir permiso y que merece ser contado cuantas veces sea requerido, por dentro, por fuera y por los costados de los cánones del amor romántico.

Danka es la protagonista rota, la esfinge punk que después de mucho buscar, un amigo la contacta con El Bosco, un director que le propone filmar una orgía con mierda de por medio, a la que ella accede no solo por necesidad, sino también por sentirse particularmente atraída hacia la propuesta. Lo que ocurre después pertenece al mundo de los grandes pandemónium literarios, de los Calígulas y Nerones incendiarios y que espero puedan disfrutar tanto como los que nos animamos a leer esta nueva entrega de un autor que no tiene miedo de contar lo inconfesable en una historia de amor diferente.  Matías Bragagnolo se hace cargo de este traje y se convierte en un autor imprescindible para romper, para desafiar y para sentirse libre de cualquier atadura literaria. En consecuencia, alguien necesario para que la literatura sea lo que tiene que ser: un instrumento de apertura.

El destino de las cosas últimas (2018)

Autor: Matías Bragagnolo

Editorial: Indómita Luz

Género novela

 

Complemento circunstancial musical:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *