Skip to content

Reseña #434- Melancolía para niños

18296902_10155288341969268_1388504570_o

Por Pablo Méndez

La primera referencia que llegó a mi cabeza al leer Julián y el caballo de piedra fue un dibujo animado que veía cuando era chico: La ballena Josefina. Era un animé que contaba la historia Santi y su amiga Josefina, una ballena creada por la imaginación del niño y que por las noches guardaba en un vaso de agua. La ballena tenía la habilidad de cambiar de tamaño y hacerse gigante. Por supuesto él solo la veía y juntos se lanzaban a aventuras propias de la infancia. El clima melancólico (los colores apagados y la música con tonadas menores) era la característica principal.

Julián el caballo de piedra de Félix Bruzzone, con ilustraciones  de Germán Wendel, transita por esa vía. Una historia que armoniza la soledad con la fantasía infantil: Julián, un chico que se encuentra solo el día de su cumpleaños, decide hacer magia frente al espejo. Y así se suceden situaciones de los más irreales: su perro le regala una sandía, un conejo y una cabra que salen por la ventana, un elefante que pide permiso y sale por la puerta y la estatua de un caballo que mágicamente cobra vida.

El tono del comienzo (una atmósfera oscura acompaña las primeras páginas) se desgrana mientras transcurre la historia, luego la fantasía y el misterio ganan protagonismo. La trama guarda una segunda lectura; el simbolismo y lo implícito secundan las acciones centrales: la soledad, la identidad (un cumpleaños no es otra cosa que una reafirmación de la existencia), lo onírico como vía de escape, la imaginación como activismo radical. Los sentimientos nunca son puros, siempre están matizados por otras emociones. En esa ambigüedad el texto se hace fuerte.

Las ilustraciones de Germán Wendel acompañan la narración otorgándole un soundtrack visual imprescindible. Los trazos, las figuras indefinidas pero absolutas, permiten una permeabilidad entre el texto y el inconsciente visual de los lectores.

Un libro que increpa el status quo de la literatura para infantes. Apela a una cadencia temática más cercana a la narrativa adulta sin perder las formas y los giros habituales de los libros para chicos.

Julián y el caballo de piedra (2016)

Autor: Félix Bruzzone

Editorial: Pípala

Género: literatura infantil

18197378_10154286495140764_799793312_n

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *