Reseña #240 – La ley del deseo


 

 burzi

 Por Celso Lunghi

Pocas veces un título hace justicia a una antología en su totalidad. Ya sea porque el autor eligió el título del mejor cuento para que pasara al frente y el mejor cuento, paradójicamente, no es representativo del conjunto o porque el carácter heterogéneo de los relatos que la conforman los vuelven difíciles de unificar, cuesta encontrar antologías que, desde el primer elemento con el que se topa el público para decidir si se va a acercar al libro o no, resulten compactas, integrales. No es el caso de Los deseantes (Zona Borde: 2015) de Juan José Burzi. El título del libro es, antes que nada, una guía de lectura, porque el motor que mueve a cada uno de los protagonistas de estas cuatro historias es el deseo: el deseo de dos hermanos de hacer visible su amor en “Los monstruos”, el deseo de un profesor hacia una alumna en “Los deseantes”, el deseo por conocer la verdad en “Crónica negra” y, finalmente, el deseo por convertirse en otro en “Loop.” La palabra deseo y sus derivados (deseado, deseantes, entre ellos), al igual que todas las palabras que parecen muy simples, irónicamente, están saturadas de sentido, atravesadas por distintas interpretaciones, modas o escuelas teóricas. En los cuentos de Burzi, sin embargo, el deseo es un sentimiento sencillo, un sustantivo sin demasiado adorno, específico, unidireccional, que motiva a los personajes a tomar decisiones que sí resultan complejas o insospechadas. Es, en síntesis, un impulso. El nudo de cada cuento, el disparador de las respectivas tramas, está planteado de una manera directa, llana, sin rodeos, casi al principio, en las primeras líneas: el centro de las historias serán las consecuencias de las decisiones de los personajes. Dicho de otra forma: es más importante el hacia dónde que el de dónde.

La duplicidad es otro de los grandes ejes de este libro y, en ese sentido, quizás el último sea el mejor representante. Una familia tiene un accidente en la ruta: mueren ambos padres y uno de los gemelos. Al despertar, el que quedó vivo se hace pasar por el muerto. En qué va a desembocar su determinación es lo que nos mantiene en vilo hasta la última línea. Asimismo, siempre hay dos personajes centrales o, si hay más, las historias van en paralelo. El deseo como sinónimo de intimidad.

“Los caminos del artista no son menos misteriosos que los de los mártires o los santos”, sentencia el narrador del primer relato y, en esa cita, se cifra la dirección en la que van a seguir los tres que le siguen: los cuentos de Los deseantes son más situacionales que de trama, aunque la trama también esté presente y bien definida y eso nos obligue a no ver el momento de llegar a la última línea, para saber de qué fueron capaces los personajes, hasta qué límites los arrastró el deseo.

Autor: Juan José Burzi

Género: Cuento

Título: Los Deseantes

Editorial: Zona Borde  (2015)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *