Skip to content

Reseña #378- Una obsesión llamada Carmen

17409856_10211100834133353_2048706981_n

 

Por Sebastián Uribe Díaz

¿Quién es Carmen? ¿Qué representa Carmen? La primera novela del escritor brasileño Joao Paulo Cuenca (Rio de Janeiro, 1978) es una exploración del cuerpo como territorio donde se encuentran nuestros males y peores defectos, pero también el deseo y la adicción. Una forma de escribir sobre una ciudad, Copacabana, desde una óptica distinta. Donde prima lo sucio, lo oscuro, aquello que no se muestra a simple vista o se trata de esconder. Los elementos que escapan de la “mirada oficial” son recogidos por Cuenca para conformar una propuesta estética, original e interesante, que lleva al lector a reflexionar sobre el valor de la experiencia y la trascendencia de ciertos acontecimientos.

Cuerpo presente está estructurada por capítulos breves (numerados siguiendo una progresión de números primos hasta el 283) y cuatro  que corresponden a “Carmen” y “Alberto”, o ambos, los dos personajes protagonistas además del “narrador”. La ausencia u omisión de capítulos con número par puede representar la imposibilidad de recordar y plasmar todo aquello que se quiere decir.  No hay una trama continua o una línea de tiempo definida. Son huellas o rastros los que han quedado. Elementos de un conjunto más amplio que no termina de revelarse. Y es así que el lector va haciéndose la idea que lo que se cuenta es sólo una parte de un engranaje mayor a pesar que “el narrador” intenta sortear los límites y las posibilidades que brindar la escritura en su intento de representatividad.

Los personajes mencionados intercambian roles en todo momento al igual que la jerarquía existente,  fragmento a fragmento, lo cual habla de la inestabilidad contemporánea y la durabilidad de los vínculos humanos. Y entre esos vínculos está el amor y el deseo, pues también se puede calificar Cuerpo presente como una retorcida historia de amor en la que el nombre de Carmen, el ser amado, es capaz de evocar las más grandes pasiones fungiendo de motor del universo del narrador, multiplicando su existencia a todos los espacios mentales posibles y siendo la causa de la obsesión por apropiarse de ello.

Dakota Editora ha tenido un gran acierto al rescatar y traducir la primera novela de Cuenca (publicada originalmente en 2003), de quien sólo se podía hallar en español “El único final feliz para una historia de amor es un accidente”, editada por Lengua de Trapo hace algunos años. Es la muestra de una apuesta que logra evadir la imagen caricaturesca que tenemos de ese Brasil urbano, de favelas y playas de lujo, o el simple contraste entre la violencia delincuencial y la felicidad carnavalesca. Cuenca explora territorios más sórdidos y oscuros, lleno de perversiones y tabúes, intentado agotar la capacidad de la ficción y el texto, para aproximarse a “lo real”. Es un mundo sucio donde lo único que permanecerá será Carmen o la idea que tenemos de Carmen. ¿Es posible contar una historia?, termina siendo la pregunta con la que nos quedamos los lectores de este libro, una que nunca termina de responderse.

Cuerpo Presente (2016)

Autor: Joao Paulo Cuenca

Editorial: Dakota

Género: novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *