Skip to content

Reseña #237- Dos bellas tormentas

13647004_10208569819218178_895758148_o 13632874_10208569819178177_819304258_o

 

Por Analía Pinto

Dos libros que se dan la espalda. O dos libros que se dan, por momentos, la mano. Dos libros en uno. Un libro al derecho y otro libro al revés y viceversa. Eso propone la colección Ojo de Tormenta de la editorial platense Club Hem. Propone también poner al alcance del lector dos poetas en un mismo espacio, en el mismo manojo de hojas. Uno puede empezar por donde quiere, por donde más le llame la atención. Cuando termina con uno, da vuelta el libro y se encuentra con el otro.

En este caso, tenemos un hombre y una mujer con poéticas personalísimas, distantes, diferentes mas no enfrentadas. En aras de la urbanidad perdida, las damas primero: Una cartografía de la insolación de Ana Claudia Díaz es un poemario de ecos y reescrituras. La autora se propuso un desafío del que salió airosa: escribir bajo el influjo de la lectura (oral) de otros poetas. De este dato nos enteramos al final, inteligente jugada que hace resignificar y releer todo lo leído en busca de estos ecos, reescrituras y resonancias. En el índice se encuentran, al menos para quien esto escribe, nombres queridos (Blanca Varela), recientemente descubiertos (Reynaldo Jiménez), amados y reivindicados sin cesar (Miguel Ángel Bustos), clásicos y/o contemporáneos (Arturo Carrera), entre otros. El ejercicio da por resultado un poemario parejo, con preponderancia de imágenes marinas, compuesto por versos cadenciosos y suavemente musicales (recordar que la lectura de los poemas disparadores ha sido oral, con la carga que eso conlleva). Deja en el lector la sensación de haber atrapado algo junto con la autora, algo inefable desde luego pero que ella logra traducir en versos como estos: “que el mar es como un pozo / lleno de caimanes y corolas brillantes / de huracanes de olas que arden al sol / y ruedan”.

Y de las playas, la oniria marítima y los versos acompasados como pequeñas olas, pasamos a la ciudad. A la siempre identificable y siempre cambiante ciudad de las diagonales, a la mítica y masónica ciudad de La Plata. Noticias de la belle époque de Mario Arteca propone algo diferente. Debemos olvidarnos de las olas y volver los ojos a la ciudad y a la vida de un sujeto que ofrece un calidoscopio conformado con la técnica, podría decirse, de las lámparas Tiffany. Recortando y soldando trozos de vidrio opaco y sellándolos con el dulciamargo estaño de la palabra, Arteca conjuga un poemario que puede (que debe) leerse como una novela que el propio autor arma y desarma (e incluso así lo tematiza: “…’Tampoco le dije que había escrito / una novela y que estoy desarmándola’, pude replicar”). Y digo que debe leerse así en tanto esperar el acostumbrado verso confesional o las consabidas imágenes será rápidamente frustrado por el autor. No hay imágenes en el sentido tradicional, salvo algunas escasas; hay, ante todo, reflexión y elaboración teórica de estados de ánimo, hay pensamientos que buscan su palabra y su sentido, hay fragmentos de fotos y de historias y de autobiografía que van ordenando y desordenando esa novela-poema del presente y del pasado platenses. Y así como en el poemario de Ana Claudia Díaz hay autores homenajeados/reescritos, de cuyos nombres nos enteramos al final, en el poemario de Arteca hay autores comentados/discutidos dentro de los mismos poemas, como Mark Strand o Charles Simic, para citar algunos.

Dos libros que se dan la espalda, pero no. Dos libros que se dan, por momentos, la mano, aunque uno transcurra mayormente en la playa y el otro mayormente en cierta ciudad decimonónica. Dos libros que proponen sus juegos en el mismo espacio, en el mismo manojo de hojas para que el lector vaya de uno a otro y establezca sus conexiones, sus diferencias, sus cadencias y sus anticadencias. Dos bellas tormentas en una.

Una cartografía de la insolación (2015)

Noticias de la belle époque (2015)

Autores: Ana Claudia Díaz y Mario Arteca

Editorial: Club Hem

Género: poesía

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *