Skip to content

Reseña #813- Un paso más en la degradación humana

IMG_20190521_225453288

Pablo Méndez

Mierda pura es el segundo tomo de Roberto un tipo de mierda. Marcelo Dupleich hace temblar la estantería del cómic con esta nueva entrega, con la clara intención de darle un nuevo giro a la transgresión. El libro no solo brilla desde el argumento, también incomoda desde la distribución de los dibujos, prescindiendo de la clásica viñeta, creando una línea de lectura bajo el contrato retorcido que plantea el autor. Acá no vale la pena buscar convencionalismos, solo debemos dejar que la historia nos pesque de las pestañas y nos revolee en el barro de la perversión. Desde la estructura encontramos tres capítulos que se desarrollan en forma independiente pero que contienen brotes de las historias anteriores, un Tarantino con un mapa la geografía de nuestra decadencia más argenta. Una especie de introducción, como las viejas películas,  una voz en off antecede imágenes y nos infiere naturalidad cotidiana hasta que una escena nos golpea en el medio del cráneo. La lista de influencias puede ser extensa, desde la literatura hasta el cine, ya que la temática vincula cualquier submundo citadino, pero lo que realmente llama la atención es cómo el autor despoja de cualquier maquillaje a la tan referenciada marginalidad. Drogas, sexo con animales, armas, obreros portuarios, pibe chorro, modelos, un manual figurativo de los últimos treinta años de realidad social, lejos de las estadísticas, lejos de los estereotipos informativos: un óleo de la oscuridad de las alcantarillas visibles pero negadas. Noir autóctono sin miramientos ni concesiones. Un libro exagerado, dibujo y lenguaje como una dupla imprudente, auténtica y soez. No recomendado para almas comedidas ni lazarillos del discurso políticamente correcto. La contratapa es de Pablo Lobato y nos advierte sobre lo improbable de urdir dentro de lo extremo tan solo con el recurso del blanco y el negro, y en esa imposibilidad Dupleich sale victorioso. En el prólogo narrativo, Daniel Melingo dice: “En su obra, Dupleich relata solo como el sabe hacerlo, lo mundano y lo porteño perteneciente a cualquier lugar del planeta. Su universalidad, aparentemente argentina, trasciende las fronteras para adentrarse en un terreno casi corriente del que nadie quiere hacerse cargo reconocer”. A Mierda Pura no se le es indiferente, esta creación del alambique de la decrepitud moral humana suspende un sintagma determinante: a Roberto se lo toma o se lo deja.

Mierda pura (2019)

Autor: Marcelo Dupleich

Género: Novela gráfica, cómic, historieta

 

Complemento circunstancial musical:

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *