Skip to content

Reseña #269 – Decisiones felices

 

feinmann

 

Por Agustina Bazterrica

Dentro de una vida o de una mirada existe todo lo posible. Cada mañana al levantarnos, o frente a una hoja en blanco podemos elegir infinidad de universos, de maneras de vivir o de contar una historia. Depende de nuestras elecciones. Virginia Feinmann, en su libro Toda clase de cosas posibles toma decisiones felices, inteligentes.

La primera de ellas es la de implosionar los géneros, desmembrarlos. ¿Estamos leyendo un diario íntimo, una novela, microrrelatos, una crónica o posteos de Facebook? ¿Importa definirlos? ¿Necesitamos etiquetarlos? Lo que interesa, en todo caso, es que ese conjunto de textos funcionan como unidad y de manera autónoma.

Cada uno de ellos habla de un instante o de un conjunto de instantes. Al fin y al cabo, como planteaba Bachelard¿no somos eso? ¿la intuición de instantes?La autora trabaja con un registro preciso,potente, donde una frase o un punto final pueden contener un grito, una sonrisa o la tristeza más demoledora. Feinmann construye microclimas orgánicos, de una complejidad que no pareciera tal por la nitidez de la narración y por esa primera en singular que nos interpela con una voz intimista.

En esa voz hay humor como cuando, de manera muy girondiana, escribe una oda a su nariz porque se la tiene que operar y concluye: “No dejo de preguntarme qué es más necesario para vivir, si el oxígeno o la personalidad”. Hay desgarro cuando, teniendo en claro su decisión de no tener hijos, le devuelve a una madre un zapatito que se le cayó al bebé y, luego, no puede parar de llorar. Pero hay mucho más: una infancia conflictiva, el abuso de un pariente, su amor por los gatos, su vegetarianismo, una familia presente pero distante, los libros, un viaje en colectivo, una abuela mala (pero no tanto), las autoras que la apasionan, el té con miel, los prejuicios, el frizz, un monoambiente.

Todo diario íntimo o texto confesional es una ficción y es por ello que otro acierto de Feinmann es hacernos creer queToda clase de cosas posibles es un atisbo a su intimidad, podemos sentir que estamos infiltrándonos en su vida privada. Pero esa que relata ¿es verdaderamente ella? Con destreza, la autora construye a un yo multifacético para ofrecernos más,mucho más. Porque los textos en su conjunto podrían leerse como una novela romántica y trágica que habla de la inminente separación de una pareja; como el relato de una mujer que lucha con mandatos, soledades, vínculos difíciles; como una serie de reflexiones sobre la condición humana; como un proceso largo y doloroso que la llevó a una transformación. Pero, además,el libro es la atmósfera de una época, de su idiosincrasia, de la situación política de un país, de hechos que lo cambiaron, que lo hicieron crecer.

Toda clase de cosas posibles se podría definir como un laboratorio de ficción donde Virginia Feinmann crea, cultiva y desarrolla una celebración a la vida y a todos sus posibles.

Autora: Virgina Feinmann

Título: Toda clase de cosas posibles

Editorial: Mulita (2015)

Género: Novela

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *