Skip to content

Reseña #153- Cuentos que abren la maleza

    IMG_1529

 

 Por Roberto Montaña.     

Hace unos años se estrenaba una película que marcó una época del cine argentino: Historias Extraordinarias (2008), de Mariano Llinás.  Sus protagonistas son básicamente tres personajes llamados «X», «H», «Z», y cada uno forma parte de una trama diferente, a la que llegan casi por casualidad, pero en la que quedan atrapados por la fuerza de los hechos en los que se ven inmersos. La misma sensación tenemos al leer «El Árbol de las Remolachas Cocidas», de Gonzalo Gálvez Romano ( Editorial WuWei, 2011), el lector se ve envuelto en una vorágine de personajes, de diferentes voces narrativas, de situaciones disparatadas o dramáticas, de nostalgia o de contenido suspenso, y donde lo único que prevalece es la vocación, o mejor, la pasión por contar. Romano sabe utilizar los diferentes géneros literarios, juega con ellos para revelarnos lo maravilloso, allí donde parecía que ya nada nuevo podía ocurrir. Todos los cuentos están construidos con gran destreza y su prosa es siempre amable, tanto en aquellos donde prevalece la ironía y el humor (Lentejas, una historia de amor; El estigma de llamarse Fernández, Busco novio), o incluso con temáticas más oscuras (El Árbol de las Remolachas Cocidas, Aguará Guazú, Un sospechoso, Carmencita). Hay dos cuentos de una perfección técnica que brillan con luz propia. Uno es Sus Últimas palabras, ganador del concurso organizado por la Fundación del libro, y sobre todo La Tarde al Sol, una verdadera joya, intensa y sugestiva, sobre la tensión homosexual entre dos niños. La magia del relato no se halla solo en la inteligencia con la que Romano da voz al personaje, como va describiendo la atracción física entre ellos mientras todo parece – y es- un simple juego infantil,  sino en la locación: están al mando de un barco en alta mar, liberados del mundo y las reglas de los adultos, dejándose llevar por deseos que se vislumbran, pero no llegan a manifestarse. En definitiva, los cuentos de El Árbol De Las Remolachas Cocidas, son una manera de adentrarnos al universo narrativo de un autor singular, que no sólo conoce su oficio, sino que lo disfruta y sabe transmitir ese placer a sus lectores.

 

El árbol de las remolachas cocidas (2011)

Autor: Gonzalo Gálvez Romano

Editorial: Wu Wei

Género: cuento

 

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *