Skip to content

Reseña #973- La película del poema cinematográfico

Bryam Herrera Jurado

Por Diego L. García

 

He perdido un reloj leyendo un libro

otra vez

              carraspeó mi jefe

y rápido siguieron a mis manos

la nariz los pantalones y los pies”

 

Así comienza El lumpen y la melancolía (Barnacle, 2020). Cinco escenas donde la acción da rienda suelta a una escritura de montajes y pensamientos fragmentados. La interferencia del cine en la poesía marcó buena parte de la escritura del siglo XX y desde entonces sigue siendo un terreno de exploraciones constantes. Todavía queda mucho por tramar desde las imágenes y sus diálogos multisensoriales con nuestras experiencias.

 

“y he recibido más

de cuatrocientos golpes”

 

Truffaut para un poema dedicado al boxeador Chino Maidana que nos interpela desde la figura de “los chicos / de la calle que progresan”.  Pero de pronto, el poema pasa estampas de sujetos familiares: la prima Iara que no sabe hablar, el tío Fredy que faltaba a la escuela y es hoy un misterioso orgullo para la familia; espejos, yuxtaposiciones, cartas de héroes y heroínas. “Hay cosas más importantes que las palabras”, señala en un momento y el texto se cierra sin necesidad de explicaciones.

 

“hasta que un día

alguien superó al original

y hubo cultura

vidas

para leerlas

o escucharlas

detrás del diván”

 

Esta cita es parte de una serie que aborda los “problemas” de las puertas, de la poesía y de las escrituras por deber. En esas encrucijadas, ¿dónde se ubicaría el placer del texto? La cultura como consumo y como pregunta donde algo se ha perdido. El “original” es la eterna melancolía para un arte condenado a crear desde el desecho. 

 

“Fede fue el primero en desaparecer

la policía lo golpeó en la General Paz

yo en cambio me quedé

con un tacho de basura

y un cartón de vino”

 

La imagen de lo social como desecho contracultural. Los problemas del arte (y de la crítica, como otro evento estetizado) se diluyen en un cartón de vino. 

 

Levantarme a las seis a eme

para escribir

una ponencia titulada

Georges Bataille el Indio Solari

y la necesidad de lo irracional y la violencia en la cultura

mientras escucho

un concierto de Bach”

 

La cámara no puede dar cuenta de quienes desaparecen y se contenta con ese resto del yo. El film de Bryam Herrera Jurado explora todos los sentidos del término lumpen. El lumpenproletariado, el andrajoso (lappen = harapo), en su tensa relación con el mundo burgués, nos conduce a preguntas sobre la legitimidad del trabajo literario. El poeta habla del amor y de la felicidad pero marca una fisura: “ridículo y poesía / no hay contradicción”. Lo ridículo es saludable en tanto se advierte el absurdo de la burbuja social. El poema que lo sabe, que lo administra, encuentra en la exposición de la ridiculez (incluso de su propia ridiculez) la llave a traspasar lo decible. El lumpen maldice, escupe, revuelve y retuerce los parámetros. 

Film de imagen exquisita, estos poemas no pierden el doblez de la ironía. Porque hay cosas más importantes que las palabras y algo de ello podremos descubrir en los intersticios de las escenas. Sueña, sobre el final, el poeta con máquinas “de hacer objetos que no estén tristes”. Es hora de otra proyección. 

 

El lumpen y la melancolía (2020)

Autor: Bryam Herrera Jurado 

Editor: Barnacle

Género: poesía 

 

 

Diego L. García (Berazategui, Buenos Aires, 1983) es Profesor en Letras, por la Universidad Nacional de La Plata. Escribe crítica y poesía. Entre sus libros figuran Fin del enigma (Ediber, 2011), Esa trampa de ver (Añosluz, 2016), Una voz hervida (Jámpster e-books, 2017, Chile), Una cuestión de diseño (Barnacle, 2018), (Fotografías) (Zindo & Gafuri, 2018 y Liliputenses, 2020) y Las calles nevadas (Barnacle, 2020). Forma parte de la antología de poesía latinoamericana País imaginario: escrituras y transtextos 1980-1992 (Ay del Seis, 2018). Se publicó en Bolivia una selección de su obra titulada Modo Arcade (Electrodependiente, 2019). Colabora en diversas revistas literarias con reseñas y artículos críticos.

Bryam Herrera Jurado (Cusco, 1990) es poeta y sociólogo. Publicó: El poeta y las piedras (Lahuán Ediciones, 2014), Las patagónidas (Modesto Rimba, 2017) y El lumpen y la melancolía (Barnacle, 2020). Es además docente de la Universidad de Buenos Aires y autor de artículos científicos y ensayos breves que presenta periódicamente en jornadas y revistas.

Complemento circunstancial musical:

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *