Reseña #400- El maldito orden universal


FullSizeRender (2) (3)

 

 

 

Por Coni Valente

Lo primero que diré después de leer Contradanza de Blanca Lema es que es una novela no tradicional. Es poética. Es teatral.

Cada capítulo tiene un título peculiar y hace referencia a cada una de las posiciones de la danza clásica y su exclusiva protagonista se llama Pirina. Lo más interesante de ella es el tipo de baile que realiza y enseña: butoh. El butoh es un conjunto de técnicas de baile de origen japonés que se inscribe sobre la creencia que el cuerpo habla por nosotros. Es conocido como “el baile hacia la oscuridad”.

De algún modo, el oficio al que se dedica nuestro personaje central ya nos dice algo de Contradanza, o quizás todo. Es una novela que se pregunta y nos pregunta cosas existenciales, filosóficas. Indaga en las sombras del ser humano y lo vincula con el movimiento que implican las expresiones corporales. Una buena metáfora del vivir podría ser andar entre las almas. El arte, en cierto modo, es una manera de escapar, de refugiarse del “encajar”, de huir. Este libro, tal vez, es el relato de esa huida.

Contradanza tiene muy presente, de punta a punta, la idea de la autenticidad, de lo genuino. Es un concepto que sobrevuela el texto y jamás se despega de él. En cada interacción de Pirina con los demás personajes se pone en juego esa idea. El recorrido es por momentos hipnótico, conmovedor, doloroso. Pero al mismo tiempo, es un relato que confronta, que se rebela contra lo impuesto, contra lo tajante. Muta, está vivo, como lo hace el personaje central.

Blanca cuestiona esas famosas “zonas de confort” en las que nos metemos y nos resistimos a abandonar. Pero en cierto punto de la narración, el texto se quiebra desdoblándose hacia la ruptura de esa falsa comodidad. La aspiración de la autora se ve claramente en sus palabras. Utiliza metáforas inmensas que se divisan en las escenas. Es como si la trayectoria que traza el texto intentara modificar por completo el orden universal.

Claro que en la capa más literal de esta novela, hay una trama atrapante y una prosa cuasi cinematográfica. Una construcción de personajes sólidos, verdaderos, raros pero amigables eventualmente, enigmáticos circunstancialmente.

La autora busca herir con las palabras, pero para sanar. Abre huecos que son preguntas, que sangran, que dan miedo, que deben ser abiertas para ver, para indagar en ellas. Busca romper verdades preestablecidas y monta la historia de forma coreográfica para que el lector baile al ritmo de los personajes. Juntos irán rompiendo las cadenas, irán incomodándose en la búsqueda, en el escape.

Contradanza se transforma en un estandarte de lucha, en un baile aguerrido, en una proclamación de reordenamiento, en un amanecer que puede ser distinto. Porque  sobrevivir cuesta vida.   

 

Contradanza (2016)

Autora:  Blanca Lema

Editorial: Paradiso

Género: novela

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *