Skip to content

Reseña #481- Noventa y tres páginas de ojos lentos

18360406_1814650598853625_2026076046_n

Por Mariana Travacio

Édouard Levé nació en Francia, en 1965, y se suicidó un lunes de octubre de 2007, con 42 años de edad, pocos días después de entregar a su editor el texto de lo que sería su cuarto y último libro de narrativa titulado Suicidio. Sus otros libros de narrativa se titulan: Obras, Diario y, el que tenemos entre manos, Autorretrato. Levé, además de escritor, también fue pintor y fotógrafo. Tiene publicados tres libros de fotografía: Angoisse (2002), Reconstitutions (2003) y Fictions (2006).

Autorretrato es un texto que se compone de 1400 frases breves, sin puntos y aparte, escrito durante un viaje que había hecho Levé a Estados Unidos, con la idea de sacar fotos de ciudades homónimas (Amsterdam, Bagdad, Roma). Se le había metido la idea de que no sobreviviría a ese viaje, de modo que decidió que tenía que apurarse en escribir este autorretrato. Lo compone a pinceladas, con estas frases breves, que no siguen una lógica determinada, que funcionan por acumulación, y que van describiendo, definiendo, distintos aspectos de su personalidad, de su físico, de sus gustos, de sus dudas, de sus hábitos, de su infancia, de su entorno, de sus padres, de su manera de trabajar, de viajar, de comer, de leer, de escribir, de ver el mundo.

Lo primero que se me vino a la cabeza cuando empecé a leerlo fueron las listas borgeanas, esa sensación de series arbitrarias, sin puntos de partida ni de llegada, sin nexos lógicos que las ordenen, sino como puras series en sucesión.

Es difícil no sentir empatía a lo largo de la lectura. Está escrito, además, con una enorme sobriedad de la lengua y termina pintando un cuadro sobre la fragilidad de la vida.

El libro empieza así:

“De adolescente, creía que La vida, instrucciones de uso me ayudaría a vivir, y Suicidio, instrucciones de uso a morir. He pasado tres años y tres meses en el extranjero. Prefiero mirar hacia la izquierda. Uno de mis amigos se deleita en la traición. Terminar un viaje me provoca el mismo dejo de tristeza que terminar una novela. Olvido lo que me desagrada. Quizás he hablado sin saberlo con alguien que mató a alguien. Me meto a mirar en callejones sin salida. No me da miedo lo que haya al final de la vida”.

Y sigue, el texto, a trazos breves, componiendo un retrato que insume noventa y tres páginas de ojos lentos.

Autorretrato (2016)

Autor: Édouard Levé

Traducción: Matías Battistón

Editorial: Eterna Cadencia

Género: retrato

18197378_10154286495140764_799793312_n

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *