Skip to content

Reseña #246- Cruzar el peligro del charco

IMG-20160625-WA0006

“…Quien se aleja de su casa ya ha vuelto…”
Para una versión del I King, Jorge Luis Borges

 

Por Macarena Moraña

El dictamen
La palabra crisis en japonés significa “peligro” y “oportunidad”. Para Lucas Pereyra, el protagonista de La Uruguaya, también. Porque sin dudas será peligroso atravesar las grandes aguas que dividen su vida convencional en Buenos Aires de la aventura que promete Montevideo, esa otra ciudad de apariencia tan similar pero energéticamente tan diferente. Pero también puede ser una oportunidad que él, a pesar de estar atravesando una crisis conyugal, laboral, existencial, o quizás por todo ello, va a correr, a tomar el riesgo, a cruzar, en parte impulsado por el deseo de encontrarse por segunda vez con “Guerra”, esa bella joven a la que viene idealizando desde un inconcluso primer encuentro.

El andariego
Lucas necesita el dinero para saldar deudas –más que nada con su esposa, aunque el dinero es solo el principio- para terminar de escribir libros por encargo y para ordenar su paternidad, su vida doméstica, sus días. Pero el dinero se va convirtiendo en símbolo, en excusa, en móvil, y los motores originales del viaje van mutando hacia nuevas formas.
Con el ritmo narrativo al que Mairal nos tiene acostumbrados desde Una noche con Sabrina Love, El año del desierto y la memorable Salvatierra, acompañamos a Lucas en su objetivo de cobrar esos dólares, de acostarse con la jovencita y de tener, a la distancia, la posibilidad de reflexionar acerca de la insatisfacción, una suerte de base, de red, que sostiene la vida pequeño burguesa que lleva hace poco más de cuarenta años.

Trae ventura no comer en casa
El viaje es narrado paso a paso en una extensa carta, funciona como línea que divide lo construido de lo aun por hacer y por qué no, de lo destruido, de lo que ya no funciona en su vida. ¿Acaso sea propicio desistir? El tratamiento que el autor realiza con el balance que invita la edad, el de la pertenencia social, y constante juego de la auto-referencia, son de un atractivo y de un vigor que casi no deja espacio para abandonar el libro hasta terminarlo.
La lucidez, la inteligencia y el humor son algunos de los combustibles de la novela. Mairal vuelve definitivamente inspirado después de diez años al género, y se atreve a transitar las capas de una crisis sólida y llena de matices. Y lo hace a paso firme, apadrinado por el peligro y la oportunidad de contar una excelente historia.

Arriba K´an, lo abismal, el agua / Abajo Chen, lo suscitativo, el trueno

La uruguaya (2016)
Autor: Pedro Mairal
Editorial: Emecé
Género: novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *