Skip to content

Reseña #376-Puente sobre aguas turbulentas

17392046_10212609035770792_859182404_n

Por Gilda Manso

La necesidad, el problema o el deseo es el alma de toda ficción. Necesitar algo. Superar algo. Desear algo.

Ese ancho río entre nosotros, la nueva novela histórico-romántica de Gabriela Margall, le trae al lector la historia de amor entre Andrés Balboa, un comerciante sevillano que desembarca en Buenos Aires en 1801, y Martina Álvarez, una adolescente porteña que desborda inocencia y ganas de conocer más. ¿Conocer qué? Todo. La ciudad, las fiestas, la amistad, la vida.

Pero como ocurre a menudo con algunos actores secundarios que “se roban” la película, esta novela tiene una bifurcación tan imprescindible como llamativa. Esa necesidad, problema y/o deseo que toda ficción necesita, en la nueva novela de Margall se convierte en una trama secundaria y protagonista a la vez: el terror hacia los hombres que domina a Martina. Un terror que nace debido a la violencia más imperdonable de todas: la del propio padre. Martina cree que todos los hombres son como su padre, a quien llama La bestia, y vive esperando –temiendo- el momento en que su Andrés revele su naturaleza violenta.

Si tenemos en cuenta que la historia transcurre a comienzos del 1800, época en la que las mujeres eran consideradas similares a niños en cuanto a su capacidad de decisión, opinión y acción, y que el concepto de violencia de género no estaba ni cerca de existir, el hecho de que la autora haya elegido la violencia hacia las mujeres como problema central (y enorme) para esta novela romántica es un acierto distintivo.

Ese ancho río entre nosotros es una muy buena novela para los amantes del género pero también para quienes quieran iniciarse en él.

Ese ancho río entre nosotros (2016)

Autora: Gabriela Margall

Editorial: Vergara / Ediciones B

Género: novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *