Reseña #747- La cuerda que tensa


CYMERA_20181125_231402

Por Pablo Méndez

El primer poema confisca la atención de los lectores: Y dios estira la cuerda/ y toca/ la melodía oscura/ de las cosas que nos duelen. Un dios sin mayúscula que no digita, solo se apoya en las heridas. Devociones (Zindo & Gafuri, 2017) de Alan Ojeda trasviste la elocuencia divina para que sea un pozo sin fondo con una vuelta de tuerca en la reflexión poética. Cada poema es una esquirla que se hunde en la carne en un destino lúdico, la minúscula parte de un razonamiento  mayor. La obra se desarrolla con la intención de auscultar un universo de engranajes invisibles: Buscamos un medio, un espacio/ inspirado, sonorizado, iluminado/ tomado, atravesado, disuelto. La astucia metafísica, inclemente, con la que el orbe creativo nos devuelve otra visión de mundo.

El autor traza un confrontamiento permanente a lo largo de todo el poemario: el individuo contra el mundo convencional; la poética híbrida contra la poética contemporánea de situación, el futuro transcripto en cada vuelta de página pero desde la silla inamovible del presente. Pero esa unicidad espectadora es una forma de entender la soledad como concepto. Esa observación es vital, y como dice el prólogo de Francisco Stiglich, “(…) algo de esta guerra santa entre el hombre y la luz se encuentre de manera veraz en la poesía de Alan Ojeda”, entonces la luminosidad y su laberinto son una marca poética en busca del conocimiento.

¿Qué son esas entrañas espesas

ese calor materno que me rapta

y me arrebata el nombre?

Ninguna boca puede

articular

esos sonidos

En esas entrañas

sin hablar se entiende

la comunidad que viene

El poema es una esfera, un oráculo donde las palabras se articulan para asomarse a lo que vendrá. Un presagio del instante para la guerra interna que construimos. Para salvaguardar el presente y sus múltiples posibilidades. Ojeda no trata de fraguar su escritura acomodándose a convenciones de época, cruza su escritura con otras miradas, otras disciplinas, otras fuerzas de entendimiento. Se aleja de cualquier forma de moral creativa de moda con el propósito de iniciar un proceso que mire de soslayo la interpretación imperante. Todo se ordena al compás de la vibración de una cuerda en una sinfonía inconclusa.

Devociones (2017)

Autor: Alan Ojeda

Editorial: Zindo & Gafuri

Género: poesía

 

Complemento circunstancial musical:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *