Skip to content

Reseña #17- Dar luz, amor y muerte

 

20150318_011528

Por Macarena Moraña y Pablo Méndez

Juntas es un desborde de maternidad y poesía escrito con el aliento de un larguísimo poema que parecen ser varios, salteados, vivaces. Acaso ya esta estructura proponga ser parte de uno de los juegos que moran dentro del libro. Los juegos que nacen del vínculo entre una madre poeta y una hija de tres años, creciendo entre rocas, cerca del mar.

(…) lo mucho que te amo/lo inmenso de tu cielo:/el suceso de vos corriendo/ al mar, riendo/olvidada de mí/en lugar de mí/recordando, apostando/todo lo que tenemos/juntas”

Virgencita de los muertos es un libro desgarrador, y sobre sale  de él una pregunta de lector desprevenido: ¿cómo es posible que del horror se pueda hacer poesía? Y la respuesta tiene una salida con el poder de la metáfora como arma contra lo devastador. Y la pregunta es casi descartable, un manto pueril (¿o acaso «La bengala» de Luis Alberto Spinetta no es un canto aislado de belleza sobre la muerte injustificada?). Nicolás Correa escaló las páginas en blanco con el espejo de la realidad montado en su espalda.

(…) y que estuvieras acá/por la sola razón de estar/con esos miedos de siempre/hecha un bollo/metida en las entrañas/que ya no son mis entrañas”

Juntas narra un amor que va encontrándose con la poesía, que va comprendiendo la unión de dos cuerpos que supieron ser uno y que ahora son dos mundos: uno chiquito, y otro más chiquito.

mi cielo estamos/poniéndole palabras/a las cosas/como si las cosas antes/no las hubiesen tenido”

En Virgencita de los muertos son muchas voces las que se acoplan, que asumen en cada fragmento de lo que podría ser un largo poema, un compromiso de exorcizar lo ajeno, pero que está tan adherido a la piel que fue deber darle una forma lírica: es la reclusión a lo hondo de los hechos, al abismo de las palabras absolutas.

(…) vos sola en una imagen/o en una voz/sin estas/palabras/que me ponen lejos/y lo únicos que hacen/es de la zona indefinida/traer una astilla de recuerdo/que rasga tu bolsa negra/de residuos/ hecha un bollo coartada desde las entrañas”

Criar, enseñar a hablar, a caminar, es crear, también, es inventar, también, nuevos nombres para cada cosa: identidades, vínculos privados, objetos. Por eso las palabras de Freschi huelen a nuevo, como la infancia, por eso todo parece nacer a cada rato, por primera vez, trayendo la felicidad de lo reciente, de lo vivo.

El juego del recuerdo, la instancia cíclica y atemporal de lo siniestro, donde la inocencia se paga caro: fundamentos de un poemario súbito, sin contemplación alguna. Correa desmenuza el dolor en la intemperie del sin sentido, donde todas las reflexiones orbitan en una atmósfera que aguijonea con su aire denso y profundo.

«(…) Y fuimos al portón espiamos/la caravana virgencita de los muertos/el carnaval más amargo/ que hay en el barrio»

Dicha, hija”, dice la poeta en medio de un poema. Y ese no puede ser otra cosa más que el nombre de la nena y de la madre que, recordándose, sabiéndose hija, es también esa dicha. Y cuando ahí se ubica no ignora el futuro y se pregunta qué serán las palabras para cuando la niña ya no sea niña pero siga siendo ese “milagro enorme, monstruoso y magnifico/como una nueva clase de mar” o esa “mariposa feroz/del futuro”.

Inconclusa como toda historia donde la muerte sabe más que la vida, donde conoce los detalles de su ser, es dónde el paladar creador de Correa no es más que la instancia perfecta de una poesía innata. La seguridad de una vigilia que amontonan las palabras que sangran, que las intuye en cada aliento: un cazador que da belleza a cada disparo,  solo para no dejar que el olvido sea dictador.

Juntas es un bellísimo canto de amor, entrañable y generoso. La virgencita de la muerte es clamor desde las fauces de una vida impedida.

Juntas (la barrera del sonido) 2014

Virgencita de la muerte (2014)

Autor: Romina Freschi, Nicolás Correa

Editorial: Alto Pogo 

Género: poesía 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *