Skip to content

Reseña #26- Tú me acostumbraste a todas esas cosas

mendez-55 (2)

Por Macarena Moraña

La novela transcurre en un barrio, el asentamiento donde conviven la cumbia, las puteadas, el chat, las casillas, los descampados, el vodka, el tropi, las tetas y los pungas. Donde las humillaciones no se perdonan nunca. Nunca. Menos si se trata de hacer pasar la cara del protagonista de la historia por sobre una montaña de mierda.

El tiempo pasa, las diferencias parecen haberse olvidado, las heridas ya no arden y la idea de pasar por alto los rencores podría ser posible, pero no: justamente es cuando nadie lo espera que llega el momento de la venganza.

Porque así pega más, pega más

En tu mundo raro y por ti aprendí – título inmejorable – es un golpe certero, bien dado, un puño cerrado fuerte e inesperado que da justo en la nuca. Si bien al principio parece ser una clásica historia de pandillas en una escuela del conurbano bonaerense que reciben con furia al “nuevo” y odian al preceptor por careta y por ganarse las mejores minas, luego se va enrareciendo, dejando a un lado la aparente inocencia de ese grupo de chicos no muy amigos, no muy parecidos que, a medida que crecen, también crecen sus pasiones. La de Sebas es Paraná, la de Paraná es un febril deseo de matar.

Puto el que lee

La gran pregunta de la novela es, sin dudas, la que el Colo le hace a Paraná: “¿Y nosotros para qué mundo estamos?” Excluidos, marginados, parias, eso son. Sobre todo Sebas que se siente todavía más afuera, porque a él le tocó ser el que lee, y también el que ama, el que sospecha, el que se va dando cuenta de cómo viene la mano junto con el lector. Paraná es como el río que le presta su nombre: furioso, impredecible, voraz. Su odio se desborda a causa de eso que, porfiadamente, el lector pretende comprender, como si eso pudiera hacerse con las pasiones.

A sangre fría

El autor elige no hablar acerca del pasado de Paraná, apenas se sabe que vive con su abuela, que tiene un machismo desbordante y una larga sucesión de crímenes por delante. Él necesita matar y de paso, ya que está, quedarse con algo de sus muertos, una parte, siempre y cuando estos así lo merezcan porque hay algunos que ni eso. Paraná es desaforado, perverso, endemoniado y peligroso. Paraná es un gran personaje.

Cómo le gusta el baile al hijo de Cuca

El mayor valor narrativo se lo llevan sin dudas las descripciones de los crímenes que bailan con pasos firmes sobre el morbo más siniestro pero también sobre una sutil lascivia, atroz, horrorosa, que de a momentos alcanza una suerte de sensualidad que hace sacudir el cuerpo, un par de veces, hasta que por fin se va. O no.

Continuará

Pablo Forcinito nos saca a pasear por el mundo raro de Paraná, su escuela, su abuela, sus amigos, sus victimas. Por ellos aprendemos a desconfiar de todo, a estar atentos. La advertencia es que no se va a dejar el libro hasta el final, es de esos que se leen de un tirón -¿de orejas?-.

En tu mundo raro y por ti aprendí (2014)

Autor: Pablo Forcinito

Editorial: Metalúcida

Género: novela

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *