Reseña #624- Plegaria para niños despiertos


27653537_10156192979334268_1315154220_o

Por Pablo Méndez

Dentro del mundo del libro Spinetteano hay dos perlas editoriales destinadas a los mas chicos. Para decirlo con propiedad, dos homenajes. Por un lado, la editorial Criatura publicó en el 2014 Ana no duerme y La Marca Editora en el 2017 El anillo del Capitán Beto. Hay una característica que une a estas conmemoraciones gráficas: la tradición del relato clásico. Frente a las abstracciones metafóricas que muchas veces se cuelan en el cancionero del rock nacional, Luis Alberto Spinetta logró contar dos historias adornadas originalmente una por la tempestiva fuerza del rock, la otra por el devaneo estelar del jazz en eso que los especialistas llaman fusión.

La edición de Ana no duerme está ilustrada por Claudia Prezioso y contiene un CD con la versión de la canción cantada por Samantha Navarro, y permite por supuesto el encandilamiento de la lectura mientras se escucha la canción, algo que en los años 70 se podía hacer con la cobertura de los libros de pasta: tirarse al piso, mirar la portada de un disco, leer las letras mientras la circunferencia musical giraba y giraba. Los dibujos que representan la historia le dan vida a la historia y permite que le demos vida al estereotipo que creamos en nuestra imaginación.

El caso de El anillo del capitán Beto es distinto pero no menos importante. La edición es delicada y juega en su portada con la forma de un disco. Más allá de que la intención haya sido celebrar, a través de la colección “La marca terrible”, los 50 años del rock nacional, el destino ineludible no solo es para fetichistas de la música, también para infantes ávidos de historias. La ilustración a cargo de Istvansch nos trasporta sideralmente al espacio narrado en la canción de Luis Alberto Spinetta, con el toque lisérgico-psicodélico de sus colores, con los trazos innegables de la cultura pop.

Para concluir es menester decir que estas publicaciones permiten acercar al público infantil a temáticas solo tratadas en ediciones de adultos. Ese doble camino hace que los adultos también lo disfruten desde un formato exclusivo de la literatura infantil.

Ana no duerme (2014)

Ilustración: Claudia Prezioso

Editorial: Criatura

El anillo del capitán Beto (2017)

Ilustración: Istvansch

Editorial: La marca (colección La Marca Terrible)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *