Reseña #548- ¡Qué todo suceda!


image1

 

Por Diego Cano

Quien no ha leído aún La Escuela Neolacaniana de Ricardo Strafacce lo invito a hacerlo cuanto antes. No solo lo va a pasar bien sino que va a disfrutar de una literatura a la que estamos, lamentablemente, poco acostumbrados: una literatura en donde todo suceda. Me explico. Los libros de Strafacce nos devuelven a ese placer de la lectura donde todo puede pasar, una pura peripecia del propio desarrollo que nos pone delante de esa extrañeza del lector que todo arte debería sostener. La perplejidad permanente de preguntarse todo el tiempo: ¿qué está pasando? En este sentido, esta nouvelle se encuentra en la mejor tradición del mejor Levrero, del mejor Aira, de obviamente del mejor Osvaldo Lamborghini, pero también, agregando al maestro de todo ellos, del mejor Franz Kafka. Tradición que invita a una literatura que se explique por ella misma, una literatura que no refleje la vida, una literatura que nos haga disfrutar y salir de la pesada carga que ya es vivir esta Argentina de fines de la segunda década del siglo XXI.

Y acá llegamos al meollo de la cuestión, Strafacce nos tiene acostumbrados en sus anteriores novelas, como La boliviana o Frío de Rusia, a “hacer como si” estuviese hablando de temas políticos, de temas sociales. Su forma pone en jaque la problemática de la verosimilitud de la literatura, de la necesidad de que la literatura tenga que referir a otra cosa que le dé sentido, sea esto la política, la sociedad, una villa miseria, un bar o José de San Martín. En su literatura ella da cuenta de sí misma, su propio lenguaje interno revela la esencia de la cosa nombrada devolviéndole a la literatura su estatus autónomo, independiente. La literatura en Strafacce no mira a lo político, lo interpela. Y lo hace desde su propio lugar, desde su propio discurso y coherencia interna. Desopilante, por cierto, aunque justamente por eso más coherente aún. Y no sólo interpela a lo político en sus núcleos argumentativos sino en su propia forma teatral, falsa, podríamos decir, de atribuirse esa explicación coherente de la sociedad mostrando por el contrario su locura. En este sentido de lo político podríamos acompañar la opinión de Edgardo Cozarinsky: La Escuela Neolacaniana es la única novela política sobre la Argentina de este siglo.

Obviamente Strafacce ha tocado en el tema de la novela una fibra íntima del porteño medio, palermitano e intelectual, esto es las miserias de cierto psicoanálisis y de los valores que en ella están representados de toda la sociedad. Es por eso que podría definirse su literatura como satírica, de burla pura y lúdica de todo lo existente. En este caso un grupo de supuestos psicoanalistas neolacanianos ejercitan diversas formas de maltrato como forma de que los pacientes “asuman su posición narcisista”. En este punto esta novela agrega un tema novedoso respecto a la estructura de sus novelas anteriores y esto es el carácter del maltrato como forma de relación, donde el dinero y el enriquecimiento son la única ley que rige la acción de sus personajes. No importan los valores humanistas que recubren como una patina con sus discursos las acciones concretas miserables, y no tanto, de las personas. Fuera esa cascara humanista, ¡fuera! El maltrato es la única ley de esta sociedad, pareciera estar diciéndonos Strafacce. ¡Cuánta Verdad hay en estas ideas! Y no una verdad que busca fuera su necesidad, su razón, por fuera de su propia enunciación, sino de la que se atreve, podríamos decir, provocadoramente, a interpelar los núcleos duros y contradictorios de valores del lector. Y a esta altura, ¿qué importa si es verosímil el tema? Mi respuesta es: no importa en lo más mínimo. El gusto por la “aventura” literaria pide más, más y nuevas novelas de Strafacce que nos interpelen con toda esta fuerza que ya nos tiene acostumbrados.

No voy a contar aquí los últimos capítulos de la novela, no quiero spoilear un final desopilante de puro disfrute, donde se podría decir, sólo después de leerlo: ¡obvio, eso tenía que pasar, todo podría suceder!, y esto realmente es su final.

La Escuela Neolacaniana de Buenos Aires (2017)

Autor: Ricardo Strafacce

Editorial: Blatt&Ríos

Género: novela

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *