Reseña #278 – Roma no se construyó en un verso


received_647469605416017Por Celeste Scalise

Estos poemas son para leerlos en voz alta, una noche calurosa con el balcón abierto, las luces bajas, descalza y con remera larga. Actuarlos. Reconocerse en ellos. Leérselos en voz alta al ser amado; una pareja, el gato o esa planta que creció aunque siempre te olvides de regarla. Detenerse un momento, sentir que afuera hay olor a lluvia, pasto húmedo y justo leer “a veces cuando llueve es lindo sentirse tan defraudado”.

También, se me ocurre que sonarían como viento sagrado en el trasporte público, sobre todo en la hora pico de la tarde. Sacás el librito de la cartera, la mochila, el bolsillo o la memoria. Porque entra en todos lados. Te levantás del asiento, le sacás los auriculares a una piba con zapatos de plataforma y le decís: “Se te escapa por los poros el deseo indómito de poemizar ciudades”. Te vas. Caminas por el pasillo esquivando el cansancio ajeno hasta donde está el tipo de traje bien planchado, y le cantás “Que te parece si te digo que el tiempo pasa y que vos seguís en la misma jaula de pájaros maniáticos”.

Y cuando cae el sol y terminás de hacerte el mate, te mirás al espejo y te lo leés a vos. A tus cicatrices, a tus recuerdos, a tu belleza y a tus sueños. De pronto, ves tus partes. Entendés tus partes. “Frankesteins, mucho gusto”, leés bien fuerte.

El poemario de Alejandra Vietri, Y Roma que se derrumba es una delicada obra de arte, linda de ver y de leer, que busca y logra estremecer haciendo flamear la bandera de una realidad gris que nos habita. Conmueve, desde la dedicatoria hasta el Manifiesto citado en su final. Como en el dibujo de la tapa, nos corta una de las cuerdas de la hamaca. Ya no podemos seguir distraídos, hamacándonos. Ya no podemos insistir con el vaivén mecanizado. Estamos en el piso, sucios de tierra y sus versos resuenan, obligándonos a mirarnos a nosotros mismos por dentro y por fuera, y también al de  al lado, aunque siga hamacándose.

Título: Y Roma que se derrumba

Autora: Alejandra Vietri

Editorial: Santos locos (2015)

Género: Poesía

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *