Reseña #83- Fragmentos diarios


solotempestadessemana-4

 

 

Por Carlos Neri

Los mexicanos solemos decir que si Kafka hubiese sido mexicano sería un tipo normal. Seguramente el resto de Latinoamérica tiene frases parecidas, no por nada en esta parte del mundo nació el Realismo Mágico.

Esta tradición de tendencias hiperbolizantes está sumamente arraigada en la literatura de este país, se nos da bien no solo la exageración sino la ironía y el humor negro, atributos que en casi cualquier situación sale a relucir nuestra cotidianidad.

Tomando esto en cuenta, leer los Aerovitrales que presenta Emmanuel Vizcaya es una oportunidad de observar pequeños fragmentos de la vida a la que nos enfrentamos. Esta colección de microrrelatos se nos presenta como breves escenas coloreadas con los filtros de esa tradición en las letras mexicanas, tradición heredera tanto de una prosa tan celebrada como la de Juan Rulfo, esa risa sutil y precisa de Gabriel Zaid, la acidez de Ibargüengoitia, y la pequeña locura de Juan José Arreola.

Vizcaya es ágil con sus historias, no es surrealista pero se le nota la influencia que esta corriente dejó en este lado del mundo, influencia que transpiramos en este continente, es por eso que este libro se nos va rapidito, perfectamente adaptado para esas lecturas en horas muertas de transporte público, salas de espera y tráfico a vuelta de rueda. Nos plantea escenarios absurdos, tristes, confusos, ridículos, futuristas, esperanzadores y apocalípticos, la mayoría en apenas un párrafo como estos fragmentos de vida y sobre todo pensamientos que nos surgen en momentos de alienación en épocas de modernidad latinoamericana. Cada página es una oportunidad tercermundista, o de país emergente como ahora se dice, que suele llevar a finales tercermundistas o en otras palabras: finales saboteadores –gracias a una agencia de “conspiradores” que nos presentan todas las posibilidades fallidas en determinado tema-. Ya se sabe, todo muy mexicano.

Los fragmentos de vida diaria nos llevan a terminar de leer el libro, cerrarlo o apagar el lector, a pensar en algún tema de relevancia en nuestras caóticas vidas y tomar el teléfono de inmediato, observarlo, palparlo y temblar en deseos de llamar a Los Conspiranoides. Quien sabe, tal vez ellos sí sean capaces de mostrarnos el camino perdido.

Aerovitrales (2015)

Autor: Emmanuel Vizcaya

Editorial: Cuadrivio (México)

Género: Microficción

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *